IGUALARTE

por Celeste Conde.

Dicen que lo más difícil es dar el primer paso. Ya sea reconocer un error, aceptarse a uno mismo, salir del armario o  juntar a tus padres para anunciarles que quieres vivir del arte. Después de ese pequeño gran paso, vendrán muchos otros dentro de la nueva vida que has conseguido definir. En este reportaje nos vamos a centrar en el segundo caso. Una vez has pasado el momento de juntar el valor para decir, dentro de la misma frase, “arte” y “vivir del” tus padres tal vez se queden sin saber qué decir. – “Y con esta crisis…” pensarán- “Mi hijo quiere ganar dinero a través del arte… ¡Ganar dinero!….” O puede que sean de los que crean que el arte no vale para nada. – “Eso, eso es un hobby pero no es profesional ¿Y no podrá pintar en sus ratos libres?”  Pero al fin y al cabo son tus padres así que seguramente desde ese día no se pierdan ninguno de tus bailes, inauguraciones, exposiciones, obras de teatro, performances y cualquier cosa que hagas.

Igual Arte es una fundación artística para estudiantes con necesidades educativas especiales ubicada en Vigo que se encarga de formar a sus alumnos y alumnas en las diferentes materias artísticas que imparten. Su andanza comenzó en 2002 con ocho estudiantes a los que enseñaban música en horario de tarde. En 2003 decidieron incluir  danza y artes plásticas. En palabras de su presidenta, Cristina Lago, “los chicos vienen una tarde a la semana, dan tres horas de clase en grupos y  pasan desde las cinco de la tarde hasta las ocho por las tres áreas. Además, si alguno de estos alumnos tiene una motivación importante hacia lo que es el arte y unas capacidades innatas puede hacer una especialización individual en el área que le guste”.

Finalmente, el último gran cambio  fue en 2008 cuando ampliaron sus estudios a las mañanas, donde un máximo de 20 alumnos pueden formarse de manera profesional en música, danza, teatro y artes plásticas.

Para Igual Arte  “El arte tiene que estar en la calle, tiene que ser visto, ser palpable y por ahí vamos.”  Así, han hecho cortometrajes como “Con Lupa” donde hacen hincapié en todas esas miradas de quien reprueba lo diferente. ¿Quién no se ha sentido como un pez fuera del agua alguna vez? Esta obra trata sobre ese tipo de situaciones cotidianas donde uno nota que no encaja en la sociedad, donde se te juzga por no ser como la mayoría.

También se han hecho obras de teatro (“Son Nú” y “Con Moito Conto”) con las que hicieron una pequeña gira, además de hacer exposiciones como “Encontros diverxentes” en donde un total de 47 artistas dieron, a través de la escultura, la pintura, la música o el collage un aspecto completamente diferente a un autobús urbano (VITRASA) y que recorrió, en 2009, diferentes ciudades gallegas. En mayor o menos medida, todos tenemos “vivencias de autobús”. Hay quien lo usa siempre y quien no lo usa tanto pero el autobús mueve masas y si no, que se lo pregunten a los conductores de VITRASA cuando hicieron la huelga en Vigo. En ellos te puedes encontrar a la gente más variopinta y los sucesos más extraños así que “Encontros Diverxentes” no solo se realizó en un lugar conocido por todos sino que además lo cambiaron, le dieron una vuelta de tuerca para ver las cosas desde otra perspectiva. La documentación que hay detrás es importante. Los artistas se implicaron de lleno entrevistando a los conductores, hicieron recorridos en ellos para conocer mejor el espacio donde iban a poner sus obras… y ni siquiera pasaron desapercibidos todos esos objetos que perdemos en los autobuses y que se utilizaron en una de las obras.

Comentábamos al principio que el primer paso es el más difícil. Los fundadores de Igual Arte lo dieron y sus alumnos también. Todos ellos tuvieron que decirle al mundo que no querían trabajar de otra cosa que no fuese el arte. A Roi, de 27 años, aunque lo que le gustaba de verdad era la música no fue hasta hace unos años cuando se atrevió a dejar lo que estaba haciendo y dedicarse profesionalmente a su pasión. Lo mismo pasa con Laura una artista plástica de 17 años o Carmen, bailarina de 22.

Pero, ¿Qué pasa cuando da la sensación de que tienes que demostrar, una y otra vez que “vales”? ¿Cuándo después de ese primer paso, vienen muchos primeros pasos? Cuando te miran de manera diferente a los demás tal y como ocurre en el cortometraje “Con Lupa”. Esto es lo que les pasa a los alumnos de Igual Arte. “Si en una exposición de arte estás viendo una pintura o una escultura no se te ocurre preguntar nada de que coeficiente intelectual tiene esa persona como mucho te preguntas qué experimentó, qué habrá sentido…” asegura Cristina Lago.

Igual Arte es una fundación pionera, tanto en Galicia como en España, porque abarca todas las áreas artísticas. Y sí. Sienten que los miran con lupa. De esta idea  precisamente nació el corto. Porque en cuanto sabes que tal o cual obra está hecha por una persona con necesidades especiales, tu visión cambia de golpe. Hay que derribar estos prejuicios. La presidenta de la fundación pone como ejemplo el tema de la música y explica “Quizás estos chicos no aprendan de la misma manera que una persona que va a un conservatorio pero el fin va a ser el mismo. Va a estar tocando un instrumento que ha elegido y que puede compartirlo con sus colegas, con su familia y eso es lo importante. Aquí de lo que siempre hablamos es de capacidad y de diferencia pero porque todos somos diferentes no porque nuestros chicos son diferentes. Yo tengo cuatro hijos y los cuatro son diferentes.”

A partir de ahora veamos las cosas desde otra perspectiva. Librémonos de estos prejuicios y veamos el arte como lo que es. Un medio para relacionarnos y para transmitir emociones. Las emociones son universales y no entienden de coeficientes.


www.fundacionigualarte.com
facebook.com/igualarte

 

Visita CROA11 aquí

Celeste Conde Gómez

2 Comments

Deja un comentario