Irene Cruz. La Naturaleza lo es todo. Por José Moldes.

“No hay límites. Hay caminos, puentes…

La naturaleza lo es todo.”

Irene Cruz.

Mientras escucho el último trabajo de David Gilmour, un músico que todavía es capaz de sorprendernos hoy en día con un cd magistral, poético, sereno y elegante, preparo la entrevista de Irene Cruz ( Madrid 1987 ), una de las jóvenes promesas del panorama fotográfico español. Aunque actualmente trabaja y reside en Berlín, es muy frecuente su presencia en España, para darnos charlas, exposiciones y masterclass, invitada de múltiples festivales… Es a día de hoy, una de las artistas más creativas, poéticas y elegantes del panorama cultural Europeo. Su obra habla del misterio, de la privacidad, de la integración en el paisaje. Le interesa trabajar lejos de la personalización, y cerca de representar emociones y sentimientos universales. Con más de 350 exposiciones a sus espaldas, Irene Cruz, lleva desde que tiene uso de razón haciendo fotografías. Un lenguaje que ha formado parte de ella. A partir de aquel momento en que sus padres le regalaron la primera cámara de fotos, ya se convirtió en la extensión de su brazo. No imagina su vida sin la fotografía. Es algo imprescindible. Recuerda que también de niña era un tanto introvertida, siempre con sus dibujos de animales y arboles, mayoritariamente, con sus lápices de colores, sus pinceles, tijeras y pegamento…crear es algo que siempre le ha hecho disfrutar.

Siempre veía a su padre haciendo fotografías en los viajes y también ella sentía esa necesidad de tener el poder de parar el tiempo y guardar recuerdos para el futuro. Le entusiasmaba que por arte de magia aparecieran expuestas esas imágenes en los pasillos de casa, también le parecía fascinante el mundo de la diapositiva, cuando se proyectaban en la pared. Esas son algunas de las memorias mágicas que guarda de sus comienzos, ese inevitable recordar cosas que había soñado como si fueran ciertas y cosas que ha vivido como si las hubiera soñado.

Crear, es algo que siempre me ha hecho disfrutar.

 Recuerda también que una de las primeras fotografías que le entusiasmó fue la obra de Robert Vavra, un fotógrafo de caballos maravilloso, un mundo equino que desde pequeña tenía una extraña obsesión por él. También formaban parte de su formación creativa, los trabajos de Cartien Bresson, y con ellos, París. Posteriormente fue interesándose por otros fotógrafos que le gustaron también, como Man Ray, en especial su fotografía “ Larmes de Verre ( Glass Tears)”, una imagen que siempre lleva con ella.

Para ella la fotografía es un lenguaje con el que representa su universo interior, su posición frente al mundo, su rincón de intimidad, la forma principal de expresarse, de capturar y crear belleza. Concibe la fotografía como espejo interior de sí misma. Fotografía … es eternidad, la esencia de su visión, de su pensamiento…ama plasmar lo que siente y lo que ve. Con ella consigue evadirse de ciertas realidades o de sumergirse completamente en temas que le conmueven y preocupan. En cierto modo es terapia, es descubrimiento, critica…

La fotografía comenzó para ella como algo mágico, y se convirtió en una diversión, después en un reto…pero siempre ha sido pasión, hasta llegar a ser una necesidad, como hablar, como comer.

Fotografías del proyecto: Lieber Geist ( Querido Fantasma ).

…concibo la fotografía como espejo interior de mi misma.

Fotografía… es eternidad, la esencia de mi visión, de mi pensamiento…

Le gusta trabajar con musas (y musos), retratar a personas con las que ya guarda una bella relación. También se siente cómoda en los bosques, en los lagos, en la naturaleza. El género paisajístico es el que más representa su obra, porque aunque en ella se puede encontrar el cuerpo humano (mayoritariamente desnudo), siempre lo hace como parte del paisaje. Rara vez muestra rostros de las personas que fotografía. Entre lo analógico o digital a la hora de trabajar, últimamente se decide por la fotografía clásica, ya que tiene acceso a un laboratorio de revelado muy cerca y está trabajando con químicos desde hace tiempo. Aunque como bien dice, está abierta a cualquier tipo de medio, porque lo importante para ella es el ojo y no la herramienta con la que se captura la imagen. Incluso está explorando la fotografía con móvil, ya que le parece un medio válido como modo de fotografía.

Lo importarte es el ojo y no la herramienta con la que se captura la imagen.

A la hora de afrontar un proyecto, suele intercalar proyectos muy sesudos y preparados con otros en los que se deja llevar más, es una especie de ciclo que le pide el cuerpo. Y dentro de esos proyectos ante todo, le gusta trasmitir emoción e idea al mismo tiempo. Cree que es algo que ha de estar siempre equilibrado. Emocionar para ella es importante, es una conexión preciosa con el espectador, y entiende que no está reñido con un buen concepto o algo nuevo y único que se pueda aportar al mundo. Busca escenas en su mundo creativo que normalmente ha creado y pensado de antemano, pero siempre está abierta a una pequeña improvisación, no siempre las ideas y las imágenes son tan claras como parecen. Le llama mucho la atención los colores que encajan en su paleta, la naturaleza, elemento recurrido en su obra, en todas sus formas, el cuerpo humano…Trabajando en color, ya que lleva muchos años enamorada de su paleta de azules y no quiere cambiar. Es algo que caracteriza a su obra y de alguna manera la personaliza.

Dentro de este mundo poético y onírico que sugieren sus fotografías, intenta que esas obras sean un espejo de su universo que se va conformando dentro de ella, de ese aprendizaje incesante, que puede inspirar o hacer reflexionar a alguien cuando contempla su obra, y de la cual se siente maravillada cuando eso ocurre.

Intento aportar y saber trasmitir eso que me hace única,

Algo que si yo no habitara en este mundo no existiría.

Dentro de su aprendizaje diario y cuando tiene tiempo, le encanta y disfruta mucho viendo obras, libros, exposiciones. Artistas como Mona Kuhn, Gregory Crewdson, Robert Doisneau, Pablo Genovés, Imogen Cunningham, Sally Mann, Man Ray, Chema Madoz. Diane Arbus, Francesca Woodman, y de buenos amigos para ella como son Bárbara Traver, Leila Amat, Juan Yuste,etc …hay tantos a los que admirar que es imposible acordarse de todos. Placer creativo para sus sentidos.

Si hablamos de lo que significa para ella una buena fotografía, habla de que tiene que tener mucho de sinceridad. De luz, de equilibrio y perspectiva. Lo que la imagen refleje debe de ser espectacular con el interior del fotógrafo. La buena fotografía, en su opinión, expresa lo que a cada uno le inquieta y le obsesiona en su mundo personal. Lo que esa fotografía cuenta de un momento pasado en el momento actual, la capacidad de trasmitir. Eso es lo que le interesa, tanto en su mundo creativo como en las obras que observa de otros artistas. Esa obra que le llegue y le conmueva.

Lleva muchos meses trabajando en un proyecto que habla de lo que estamos dejando en el planeta, en los océanos, que es mayoritariamente plástico. Una obra en la que reflexiona sobre ese grave problema medioambiental y en el que tenemos que tener conciencia del daño que estamos haciendo para nuestro futuro, y lo que van a heredar las generaciones posteriores.

Ya para terminar y dentro de la lectura que espera que haga el publico de su obra, responde que lo que ellos quieran. Ella propone su trabajo, su obra, algo que ha desarrollado normalmente con mucho tiempo, donde expresa sus inquietudes, sus reflexiones y lanza las preguntas al aire. Nos cuenta con sinceridad que le interesa que las personas que observan sus fotografías o piezas de video, puedan llevárselas a su terreno, puedan hacerlas suyas y pensar en lo que les sugiera el tema.

Irene Cruz, como comentamos anteriormente, ha mostrado su obra en más de 350 exposiciones, ferias de arte y festivales tanto de fotografía como de video-arte en todo el mundo. Ha ganado importantes premios tanto España como en Europa. Ha participado en el festival Photoespaña de manera ininterrumpida desde el 2012. Tiene obras, en importante colecciones nacionales e internacionales. Esa obra misteriosa, cuya mágica y distintiva luz nos emociona, a veces fría, a veces cálida, tonos azules que nos serena y envuelve en sus escenarios oníricos. Irene Cruz, una poeta que escribe con luz…

José Moldes, en Vigo a 22 de Noviembre de 2017.

www.irenecruz.com

Puedes encontrar su obra en Vigo en: Galeria Lab  ( Luis Taboada 27, Vigo )

labinartemultiple.com

José Moldes

José Moldes, Tui Pontevedra (1967) inició su andadura fotográfica en el año 1995. Su obra es un reflejo de su mundo interior, donde intenta mostrar imágenes que nos hablan de ausencias, de la soledad, el hombre y los objetos en lo cotidiano a la luz de un día cualquiera. Urbanita antes que paisajista, busca la figura humana, melancólica, contemplativa, en el inmenso paisaje que le rodea. “Su mirada es avariciosa, quiere atesorar cada rincón, cada rayo de luz, cada destello en otros ojos…, mil detalles a la vuelta de cada esquina. La fotografía que propone, solo muestra, no dice ni explica. Es una propuesta filosófica antes que estética. Cualquier interpretación supondrá una mirada nueva, otra propuesta, que no está, ni necesita estar, en la fotografía original“. Antonio Romero Seguín, es escritor. Colabora con la revista de divulgación cultural Croa Magazine, con entrevistas a fotógrafos y artistas gráficos gallegos. Realizó exposiciones en Galicia, Extremadura, Porto ( Portugal ). Participó en el Festival Visións na Coruña 2016. Actualmente trabaja en dos proyectos que verán la luz durante el año 2017.

Deja un comentario