Carla Andrade. Poesía visual. Por José Moldes.

Aprovechando que Carla Andrade ( Vigo, 1983 ), se encontraba en la ciudad olívica, para realizar en Copias de Autor uno de sus talleres de fotografía, Croa magazine, tuvo el honor de entrevistar a esta fotógrafa para dar a conocer una de las artistas visuales, más interesantes del panorama nacional. Carla es una artista dedicada a la fotografía y al medio audiovisual desde hace más de seis años. Es licenciada en Comunicación Audiovisual y actualmente completa sus estudios con la carrera de Filosofía. Ha realizado residencias artísticas en Islandia, Suecia, Bilbao, Marruecos, La Rioja, Nepal, Chile y Paris. Su trabajo se ha presentado de forma individual en el MAC Gas Natural Fenosa de A Coruña, el CDAN en Huesca, el Colegio de España en París, la Galería Trinta de Santiago de Compostela, la galería Aldama Fabre de Bilbao, la Fundación BilbaoArte, el Instituto Fotográfico Portugués de Porto, la Casa das Artes de Vigo o la Fundación FiaRT de Madrid, entre otras. De forma colectiva, su trabajo se ha mostrado en centros de arte contemporáneo como el Museo Guggenheim de Bilbao, el MARCO de Vigo, La Real Academia de Bellas Artes de San Fernando en Madrid, el Museo del Traje de Madrid, el 104 de Paris, el CGAC en Santiago de Compostela, el Sexto Edificio del  Museo de Pontevedra, etc; en festivales de fotografía y de cine como PhotoEspaña, el Mois de la Photo (París), Encontros da Imagem (Portugal), Festival Internacional de Fotografía de Granada, Emergent (Lleida), Cineuropa, Curtocircuito, Filmadrid, o el (S8) Mostra de Cinema Periférico en A Coruña; y en países como EE.UU, Brasil, Rumanía, Suecia, Alemania, Reino Unido, Francia, Taiwan y Portugal. Ha recibido reconocimientos como el Primer Premio XV Premio Joven Artes Plásticas de la Universidad Complutense de Madrid (2014); Primer Premio Absolut//Collection Emergentes Casa//Arte (2013), Premio Franc Vila de adquisición de la Galería Luis Adelantado (2013), Premio Mujeres-Foro-Dialogo Alliançe Française / Pilar Citoler 2012, Premio de Fotografía Comunidad de Madrid SUMMA 2015 (accésit), Tercer Premio Arte Joven Gobierno de la Rioja 2015, entre otros. Ha sido becada con las Ayudas a la Creación Joven de Injuve, Fundación BilbaoArte, VEGAP, Agadic, o las Becas de Creación Artística en el Extranjero de Gas Natural Fenosa. Además, su trabajo ha formado parte de múltiples publicaciones tanto nacionales como internacionales.

Su interés por la fotografía surgió de manera espontanea. Desde siempre veía una y otra vez los álbumes familiares que le conectaban, en cierto modo, con sus raíces. La fotografía como captura de la realidad para dejarla protegida para siempre, como diría John Berger, era algo que le fascinaba. También le interesaba mucho lo matérico de esas fotos analógicas, y por eso su padre le regaló un día una Polaroid antigua que tenia. Así empezó a hacer sus primeras fotos con cierta intención de crear “objetos“ que guardar, pero sin ningún tipo de pretensión. Como forma de expresión, como generador de experiencia estética y por lo tanto de contenido y pensamiento, son puntos importantes de lo que significa para ella la fotografía. La fotografía “libre”, tanto en analógico como digital, es el medio creativo en el que se encuentra más a gusto.

Cuando se encuentra concentrada preparando un proyecto, tiene siempre claro el área de conocimiento en el que quiere profundizar, que suele ser muy amplio, y siempre lo aborda de forma muy libre, sin carga directiva, prefiere dejarse llevar por la experiencia directa de la realidad, en una suerte de exploración intuitiva, por eso en su trabajo, podemos ver que le interesa transmitir experiencia; que aúna pensamiento y vida, emoción e idea. Inevitablemente se proyecta en su obra, pero tratando, en cierto modo, de borrar el ego, entendido como los hábitos de comportamiento que heredamos y aunque creemos que nos pertenecen, no es así. Sin embargo, si le interesa encontrar la esencia, concebida como nuestra propia naturaleza, que es independiente de los condicionamientos sociales y culturales en los que crezcamos. En cualquier caso, supone que es inevitable reflejar una realidad tamizada por su consciencia, y es precisamente en ese conflicto o fricción que se produce entre el intentar no proyectarse y su condición y educación occidental, en la que el “mundo interior” y la “subjetividad” tiene mucho peso, una parte fundamental en su trabajo.

No tiene una lista de fotógrafos “favoritos” sino que le interesan innumerables fotógrafos por diferentes aspectos de su trabajo; como por ejemplo Jochen Lempert, Adam Jeppesen, Daisuke Yocota o Wolfan Tillmans, entre otros. Artistas que presentan una investigación en el lenguaje fotográfico, y que consiguen crear cierta búsqueda y por lo tanto cierta “radicalidad” en sus obras; conceptos básicos que le interesan en una fotografía. Busca en sus imágenes que haya algo que no se entienda, que la parte invisible tenga mucha presencia, el misterio, lo inalcanzable, buscando tanto en blanco y negro como en color, motivos suficientes para seguir creando.

Ahora mismo esta terminado un par de proyectos audiovisuales que están en diferentes fases del proceso. Además, acaba de llegar a Paris, donde será residente en la Cité Internationale des Arts los próximos tres meses. Allí va a realizar un proyecto sobre teorías ocultas acerca de la concepción y ordenación del mundo y que quiere trabajar a través del medio audiovisual y el fotográfico.

Para terminar esta entrevista, y a la pregunta de qué lectura espera que haga el publico de su obra, me responde: “Me gustaría que hicieran una lectura más allá de la decodificación basada en el entendimiento clásico, racional, empírico y cartesiano”. Carla Andrade, fotografía y filosofía…

En Vigo a 04 de Abril de 2017.

www.carlafernandezandrade.com

 

José Moldes

José Moldes, Tui Pontevedra (1967) inició su andadura fotográfica en el año 1995. Su obra es un reflejo de su mundo interior, donde intenta mostrar imágenes que nos hablan de ausencias, de la soledad, el hombre y los objetos en lo cotidiano a la luz de un día cualquiera. Urbanita antes que paisajista, busca la figura humana, melancólica, contemplativa, en el inmenso paisaje que le rodea. “Su mirada es avariciosa, quiere atesorar cada rincón, cada rayo de luz, cada destello en otros ojos…, mil detalles a la vuelta de cada esquina. La fotografía que propone, solo muestra, no dice ni explica. Es una propuesta filosófica antes que estética. Cualquier interpretación supondrá una mirada nueva, otra propuesta, que no está, ni necesita estar, en la fotografía original“. Antonio Romero Seguín, es escritor. Colabora con la revista de divulgación cultural Croa Magazine, con entrevistas a fotógrafos y artistas gráficos gallegos. Realizó exposiciones en Galicia, Extremadura, Porto ( Portugal ). Participó en el Festival Visións na Coruña 2016. Actualmente trabaja en dos proyectos que verán la luz durante el año 2017.

Deja un comentario