LUIS PEREIRA. Maestro de lo cotidiano. Por José Moldes.

Para un apasionado de la fotografía urbana como yo, de las luces y sobras, de la cotidianidad, de jugar con la soledad humana en las grandes metrópolis, descubrir la mirada fotográfica de Luis Pereira, es todo un placer. Gracias a las redes sociales que nos inundan de imágenes,( en su mayoría vulgares), encontrar esa visión fresca de un gran fotógrafo, que sabe captar con sus imágenes ese paisaje, esas historias, esas escenas, produce una de las grandes satisfacciones que podemos encontrar navegando a diario por internet.

Luis Pereira,( Cesantes-Redondela 1978), es una de las sorpresas, como dije antes,  que a veces nos da el tener paciencia y seguir con detenimiento la información que nos inundan a diario. Empezó su aproximación a la fotografía alrededor del año 2001, cuando jugaba a componer con una réflex analógica. Llevaba algunos años picándole la curiosidad y en cuanto tuvo esa oportunidad, empezó con retratos que intentaba que se parecieran algo a las portadas de los suplementos de las revistas dominicales que incluían los periódicos los fines de semana y a los que era tan asiduo. Su formación fue autodidacta y la fue complementando con talleres con grandes profesionales de la fotografía.

Decía Elliott Erwitt,”… que la fotografía es el arte de la observación. Se trata de encontrar algo interesante en un lugar ordinario. Uno se da cuenta de que tiene poco que ver con las cosas que ves y mucho con como las ves…”, y ese instinto de observación lo tiene muy desarrollado Luis, esa búsqueda incesante de lo que nos rodea. Tanto Erwitt, Vivian Maier, Eugene Smith, Cartier Bresson, Paul Strand, Salgado entre otros, son fotógrafos que han sabido captar la esencia de una buena imagen, unido a una gran composición, forman parte de este elenco de grandes maestros a los que Luis intenta imitar en su trabajo diario. Recuerda que una de las primeras imágenes que más le impresionó fue una foto del gran maestro Cartier Bresson, “ Behind the gare sanint-Lazare”, incluso antes, de tener su primera cámara, o las grandes fotografías de “The Workers” de Salgado. Es asiduo de las exposiciones, de los libros de fotografía, he intenta aprender cada día de los maestros, para ir evolucionando hacia un estilo que a día de hoy todavía no tiene definido.

 

Para él la fotografía es una forma de comunicación, de intercambiar vivencias, experiencia y sensaciones, y tratar de retener parte de estas. Por eso no le gusta ni que etiqueten su fotografía, ni le gusta etiquetarla, sino que trata de fotografiar todos los días, sin pensar en géneros, pero con la premisa sobre todo, de que sus imágenes trasmitan emoción y sensaciones como punto de partida, ya que son elementos que le gusta encontrar en las fotografías que observa.Ahora mismo su trabajo se centra en el formato digital, aunque de vez en cuando tiene algún coqueteo con el analógico. El móvil según nos dice, es quizá el que por ahora no le ha llamado la atención en exceso, aunque es consciente de que cada vez esta más presente en los trabajos fotográficos de muchos fotógrafos. De cualquier forma, cree que cualquiera de las tres opciones no son más que un medio para conseguir un fin y cada autor debería pensar en utilizar el medio que le ayude a trabajar de manera la mas cómoda y le permita conseguir los resultados más  adecuados a su estilo.

Cuando abarca un proyecto, muchas veces parte de ideas muy básicas como excusa para empezar a fotografiar y el tiempo es el que va mutando y perfilando dichos proyectos. Es algo que le cuesta mucho. Pero sobre todo busca, tal como dijo antes, que le emocionen. Sin esa emoción inicial, no hay proyecto ni imagen que valga. Y ante todo, siempre buscando que haya algo de él, en su trabajo. Cree que es muy difícil que ningún fotógrafo no lo haga en su trabajo creativo. La luz, el color, el impulso a fotografiar esa secuencia y no la otra. Todo eso unido, son los rasgos de una escena que pueden conquistar su mirada. Usando tanto el blanco y negro como el color, ya que, son sensaciones que pueden coexistir sin ningún problema entre las dos. Le gusta también simplificar la información, para dejar un espacio más ambiguo, un margen para la creatividad del espectador y pueda imaginar más libremente la fotografía.

Ese rasgo de creatividad también le interesa en fotógrafos a los que admira, e intenta tomar fotos que reúnen las condiciones visuales y emocionales para soportar el paso del tiempo, y consigue, que sus imágenes sigan emocionándonos con ese paso, ya que, según sus palabras, el “tiempo”, es el juez más duro para cualquier imagen.

Ya dentro de proyectos de cara al futuro, nos cuenta que está volcado en un proyecto de fotografía social a través de su sociedad “OutraLuz fotografía”, con su compañero Miguel Otero. Tuvo varios premios en concursos fotográficos y colaboró con exposiciones en la Galeria Espai B de Barcelona. En lo personal ahora mismo está trabajando en una serie de imágenes que ha estado realizando a diario durante un par de años y que pretende que terminen siendo dos proyectos distintos. Pero sobre todo, seguir buscando esa escena que le cautive, y emocione, y que le obligue casi a diario en salir a buscarla, ya que, como dice Eggleston, “…por todas partes ve fotos posibles…”. Luis Pereira, el maestro de lo cotidiano…

 

En Tui-Vigo a 15 de Junio de 2017

 

www.facebook.com/LuisOutraluz

www.instagram.com/luispereiraperez/

José Moldes

José Moldes, Tui Pontevedra (1967) inició su andadura fotográfica en el año 1995. Su obra es un reflejo de su mundo interior, donde intenta mostrar imágenes que nos hablan de ausencias, de la soledad, el hombre y los objetos en lo cotidiano a la luz de un día cualquiera. Urbanita antes que paisajista, busca la figura humana, melancólica, contemplativa, en el inmenso paisaje que le rodea. “Su mirada es avariciosa, quiere atesorar cada rincón, cada rayo de luz, cada destello en otros ojos…, mil detalles a la vuelta de cada esquina. La fotografía que propone, solo muestra, no dice ni explica. Es una propuesta filosófica antes que estética. Cualquier interpretación supondrá una mirada nueva, otra propuesta, que no está, ni necesita estar, en la fotografía original“. Antonio Romero Seguín, es escritor. Colabora con la revista de divulgación cultural Croa Magazine, con entrevistas a fotógrafos y artistas gráficos gallegos. Realizó exposiciones en Galicia, Extremadura, Porto ( Portugal ). Participó en el Festival Visións na Coruña 2016. Actualmente trabaja en dos proyectos que verán la luz durante el año 2017.

Deja un comentario