Ana Shi Yu entrevista a la Orquesta Vigo 430

La Orquesta Vigo 430 surgió en 2005, cuando el actual director musical, Alejando Garrio y el director artístico Javier Escobar se reencuentran años después de haberse conocido en la Joven Orquesta Nacional. La experiencia, junto con las ganas consiguieron llevar su ilusión de que trasladar la idea a Vigo se hiciera real.
Comenzando de la forma más modesta, como pequeña orquesta de cámara, sin apenas músicos de viento, han ido abordando repertorios cada vez más ambiciosos, introduciendo el sistema de “encuentros” (inspirados por la Joven Orquesta Nacional) y tratando cada programa como algo especial y diferente, faceta de la que no muchas orquestas pueden presumir.
De esta manera y creciendo paso a paso, este proyecto se ha convertido en una Orquesta profesional, que demuestra que hay una importante cantera de instrumentistas de cuerda en nuestra tierra que merecen reconocimiento.

Orquesta Vigo 430 (web) 01

Qué nos puedes contar sobre la figura de un director de orquesta y sobre el vuestro en particular. Es distante, cercano, hasta que punto llega su jerarquía?

La figura del director de orquesta suele asociarse a la de alguien muy autoritario, en posesión de la verdad absoluta. Nosotros pensamos que un director debe ser más bien alguien con el suficiente carisma como para conseguir aunar y hacer apuntar en la misma dirección musical todo el talento que tiene ante si, no por medio de la imposición sino de la motivación. Creo que Alejandro Garrido es en ése y otros aspectos un fuera de serie, ya que consigue una gran empatía con los músicos de una forma muy natural.

Sabemos que la gran mayoría de vuestros conciertos se celebran en Vigo. Tenéis pensado, en un futuro lejano o no tan lejano, moverlos fuera del entorno local?

Por supuesto, nos encantaría repetir cada uno de los conciertos que celebramos en Vigo en diferentes puntos de la geografía gallega, especialmente en aquellos lugares a los que habitualmente no llega este tipo de música. Nuestra intención es facilitar al máximo que esto se pueda producir, pero obviamente no depende únicamente de nosotros, sino del interés, la voluntad y las posibilidades que tengan en los lugares que nos puedan contratar, y la verdad es que en ese aspecto como lamentablemente en tantos otros la crisis se nota y mucho.

Cómo encontráis actualmente la consideración de la música clásica de los menos conocedores? Existen prejuicios?

Siempre existen los típicos prejuicios: que se trata de una música elitista e incluso de que se trata de música aburrida. A los que piensan esto de verdad, les diría que no saben lo que se pierden, pero también soy optimista y creo que cada vez, con la labor que están realizando todos los conservatorios y escuelas de música estos prejuicios irán desapareciendo.

Y cómo notáis la aceptación y la cantidad de público en vuestros conciertos? Echáis algo en falta?

No podemos quejarnos: tenemos en todos nuestros conciertos un público numeroso y muy fiel… eso sí, quizás podríamos alcanzar una mayor difusión para llegar a todavía más gente, aunque somos conscientes de que esto se consigue muy poco a poco. Creo que gran parte de la sociedad viguesa aficionada a la música y a asistir a conciertos, desconoce todavía que Vigo posee una orquesta como la Vigo 430, que ofrece una programación estable y que está trayendo a Vigo a solistas de auténtico primer nivel.

Cómo una orquesta que empezó desde cero consigue ganarse al público y crecer hasta ser la actual Vigo 430?

No voy a ser muy original: con mucho trabajo y dedicación, pero sobre todo con el apoyo de todos los músicos que han colaborado con la orquesta y lo han seguido haciendo a lo largo de todo este tiempo. Han dedicado de forma altruista su trabajo, tiempo y esfuerzo a este proyecto porque lo han entendido y han compartido nuestra misma ilusión porque llegue a buen puerto.

Qué nos podríais contar sobre el trabajo que acarrea organizar y administrar toda una orquesta? Labor del director artístico.

Es una labor que lógicamente se ha ido haciendo más y más compleja a medida que la orquesta ha ido creciendo, y que en estos momentos sería imposible para mi si no fuera por el magnífico trabajo que realizan Ismael Arias en la faceta de producción y Ana Novoa en la de administración, así como de Julia Estévez en diversas labores artísticas (siendo al mismo tiempo nuestra solista de flauta) … pero hay más gente, no voy a decir más nombres porque la lista sería muy grande. Son muchos los que aportan de buen grado lo mejor de sí mismos a la orquesta, lo cual hace que todo sea mucho más fácil.

Cómo se mantiene la orquesta? Disfrutáis de alguna subvención?

En estos momentos disponemos de una subvención por parte del Concello de Vigo que supone nuestra principal fuente de ingresos, aparte de la recaudación por la venta de entradas. Aún así se trata más o menos de una séptima parte del presupuesto que necesitaríamos para poder recompensar a los músicos como se merecen, funcionar como nos gustaría y para poder llevar a cabo todos los proyectos que tenemos en mente.

Sabemos que soléis traer solistas a nivel internacional. Cómo conseguís y gestionáis todo este tema?

Tenemos la gran fortuna de que nuestro director musical, Alejandro Garrido, está en contacto de forma habitual con músicos del más alto nivel de toda Europa. Estos solistas no vienen desde luego atraídos por el dinero que podamos ofrecerles, obviamente. Creo que ellos saben que vienen a una orquesta donde van a encontrar una gran libertad y complicidad a la hora de realizar “sus” versiones, algo que en orquestas de mayor prestigio es más difícil, ya que en ellas se encuentran más condicionados por realizar versiones más estandarizadas. Alguno de los solistas que ha venido nos ha dicho también, por ejemplo, que aquí se ha encontrado rodeado de un “calor humano” desconocido para él, ya que el hecho de poder ir a tomarse unas cañas o unas tapas después de los ensayos junto con los músicos de la orquesta era algo a lo que no esta acostumbrado en sus giras europeas.

Cómo se compaginan las diferentes formas de hacer música dentro de una misma orquesta? (los que la estudian, la trabajan, la tocan por ocio…)

En el caso de nuestra orquesta la composición es únicamente de músicos profesionales y estudiantes de últimos cursos de grado superior. En los ensayos todos nos comportamos como profesionales en cuanto al rigor del trabajo, la puntualidad y la asistencia, pero también como estudiantes en cuanto a la ilusión que tenemos por interpretar cada uno de los diferentes repertorios adaptándonos a las muchas veces sorprendentes versiones del director y las ganas de aprender de los grandes solistas y músicos invitados que nos visitan.

Y cómo se lleva la convivencia entre alumnos y profesores sobre un mismo escenario?

Cuando estamos ensayando no se perciben ningún tipo de diferenciación de clase entre músicos profesionales y estudiantes. Todos estamos en el mismo proyecto, y como ya dije antes, la ilusión, las ganas de tocar y de hacer algo especial en todo momento, son las mismas.

En qué os basáis a la hora de diseñar vuestro programa?

Pues sencillamente en las obras que nos apetece tocar, tenemos la suerte de no estar condicionados en este aspecto. La programación la confeccionamos entre el director musical y el artístico, teniendo en cuenta por supuesto las sugerencias de otros componentes de la orquesta que nos parecen oportunas, y también las que surgen de la oportunidad de traer a tal o cual solista, a los que claro está, damos la opción de elegir el repertorio que desean interpretar… pero la verdad es que el problema principal que tenemos es el de elegir entre gran cantidad de proyectos interesantes. Las ideas apetecibles se nos amontonan y no podemos llevar todas a cabo.

Qué nos podéis contar sobre la situación y condiciones actuales bajo las que viven los músico de la Vigo 430?

Procuramos que las condiciones sean las mejores posibles, pero nuestro margen de acción en ese aspecto está limitado por lo escaso del presupuesto. Desde luego nuestra intención es dignificar las condiciones de los músicos, y es frustrante para nosotros no estar en disposición todavía de ofrecerles todo lo que se merecen por el trabajo y la dedicación que ellos aportan.

Una visión de futuro para la orquesta?

Que simplemente tengamos la oportunidad de llevar a cabo todos los proyectos de los que somos capaces. La orquesta tiene un gran potencial, pero es preciso que las instituciones públicas y privadas apuesten por que Vigo disponga de un proyecto orquestal como este, con una programación más frecuente y estable, y de una naturaleza completamente diferente al resto de las existentes en la comunidad. Una orquesta basada en un 80 por ciento en los nuevos profesionales gallegos, combinada con la siempre enriquecedora aportación de los músicos foráneos.

www.vigo430.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *