Antonio Gutiérrez, Artesano de la composición….por José Moldes

Cada vez que abrimos alguna red social, estamos expectantes para ver alguna de las fotos que sube Antonio Gutiérrez ( Vigo ) a su muro. Son imágenes que cautivan desde el primer momento. Imágenes que nos hablan de los sueños, de la memoria, personajes solitarios en espacios que le son conocidos, imágenes con alma y muchas historias que trasmitir. Imágenes oníricas, con una composición casi diría que perfecta, y un dominio del lenguaje narrativo en su trabajo, que pocos consiguen.

Antonio es fundador de DINAMOcoworking, un espacio pionero en Vigo, donde podemos encontrar cursos de fotografía, lugar de reunión y negocios, así como  lugar de exposiciones que hacen que este lugar, trasmita cultura, por cada una de las paredes que lo forman. Ha expuesto entre otro lugares na Casa das Artes y la Fundación Abanca de Vigo, ganado numerosos premios entre los que caben destacar, Premios en el Maratón fotográfico (Vigo -2012, 2013 y 2015), Finalista concurso Iñaqui Aspiazu (2015), semifinalista concurso Canson Infinity ( 2013 ), mención de Honor premios Tipa de fotografía (2012) y finalista concurso caminos de hiero en el 2011, entre otros.

La pasión por la fotografía le llamó la atención desde muy joven, cuando le cogía prestada la cámara a su padre y tomaba las primeras imágenes. En su casa siempre había revistas de National Geographic y sus fotografías de la naturaleza, le empezaron a calar hondo en su aprendizaje visual, lo que motivó que se fuera acercando a este mundo visual a pasos agigantados. No recuerda muy especialmente algún fotógrafo que le cautivara en sus inicios, pero uno de los que le sorprendió mucho en cuanto lo conoció fue Chema Madoz, incluso de llegar a influenciarle en su trabajo creativo. Hoy en día, nos cuenta, le gusta mucho el trabajo de Gregory Crewdson.

La fotografía es su pasión y su trabajo, y no puede salir a la calle sin una cámara encima, aunque sea la del móvil, viendo fotografías posibles por todos los rincones de su ciudad.  Disfrutar de ese momento, encontrarse con la foto en cada esquina. Aunque también es cierto, que últimamente está trabajando mucho el retrato, y que cada día le apasiona más. Trabaja más en digital que analógico, y es muy meticuloso a la hora de preparar proyectos, tomando notas, ubicaciones, vestuarios, etc. Aunque reconoce que muchas veces la improvisación es el mejor aliado del fotógrafo. A la hora de querer transmitir emoción o idea en su fotografía, busca las dos cosas, ya que le gusta sorprender en primera instancia, tratando de trasmitirte su idea de una forma clara pero no totalmente evidente. Muchas de sus emociones las suele proyectar en su obra, buscando en algunos casos personajes solitarios, en situaciones y espacios de su ciudad que domina y conoce con gran precisión, aunque reconoce que poco tiene de solitario, ya que le gusta estar siempre rodeado de amigos, nos aclara entre risas. Busca también espacios abandonados, que tengan alma, que aporten historias, cosas que contar, donde la luz y la composición jueguen una parte esencial en esos lugares que nos quiere retratar.

A la hora de valorar y disfrutar los trabajos de otros artistas, reconoce que a primera vista lo que busca es el impacto visual que consigan trasmitirle esas obras, que le hagan pensar, trabajos que tengan alma, poesía, que le trasmitan cosas, y que le hagan quedar anclado delante de una imagen bastante tiempo. Martin Parr, André Kertesz o Gregory Crewdson entre otros, lo consiguen son sus imágenes. Artistas que dominan el color o el blanco y negro, la composición y la luz, según la escena, y que para él son parte importante en su trabajo, por eso, entre otras cosas, no tiene preferencia en cuanto al color o blanco y negro en sus creaciones.

Tiene varios proyectos en mente, trabajos con dípticos y trípticos, aunque nos cuenta que últimamente le gusta mucho el paisaje, sobre todo de naturaleza y en blanco y negro, y seguir trabajando el retrato. Siempre intentando conseguir que los espectadores disfruten de su trabajo como lo hace él.

Antonio Gutiérrez, Artesano de la composición….

Por José Moldes, en Vigo a 5 de Enero de 2017.

José Moldes

José Moldes, Tui Pontevedra (1967) inició su andadura fotográfica en el año 1995. Su obra es un reflejo de su mundo interior, donde intenta mostrar imágenes que nos hablan de ausencias, de la soledad, el hombre y los objetos en lo cotidiano a la luz de un día cualquiera. Urbanita antes que paisajista, busca la figura humana, melancólica, contemplativa, en el inmenso paisaje que le rodea. “Su mirada es avariciosa, quiere atesorar cada rincón, cada rayo de luz, cada destello en otros ojos…, mil detalles a la vuelta de cada esquina. La fotografía que propone, solo muestra, no dice ni explica. Es una propuesta filosófica antes que estética. Cualquier interpretación supondrá una mirada nueva, otra propuesta, que no está, ni necesita estar, en la fotografía original“. Antonio Romero Seguín, es escritor. Colabora con la revista de divulgación cultural Croa Magazine, con entrevistas a fotógrafos y artistas gráficos gallegos. Realizó exposiciones en Galicia, Extremadura, Porto ( Portugal ). Participó en el Festival Visións na Coruña 2016. Actualmente trabaja en dos proyectos que verán la luz durante el año 2017.

Deja un comentario