Esteban Lemos entrevista a Proxecto Orquestral

“Proxecto Orquestral” es una pequeña y joven orquesta sinfónica que destaca por su inusual orquestación dirigida por el músico y compositor Alberto González Avilés, un director humilde que ama lo que hace.  Alberto González hace arreglos de obras de J.Williams, J.Barry o G.Puccini, dedicándose también a la suya propia, su repertorio se compone de bandas sonoras de grandes obras del cine y cada año la radio gallega se acerca al auditorio cangués para inmortalizarlo.

En las líneas de Proxecto Orquestral destacan figuras como la de Luis Carballo o José R. Rocha, dotando a la agrupación de pinceladas de sus influencias, como el folk, rock o el jazz. Pero, sin duda, son los propios alumnos el pilar fundamental de esta orquesta,  dejando de lado las cifras para convertirse en músicos entregados y disciplinados durante cada representación.

Tal vez solo tenga buenas palabras para esta orquesta, pero desde la perspectiva de un músico, son bien merecidas. Por todo esto entrevistamos hoy al cerebro de esta agrupación, su director, Alberto González Avilés.

web

Empecemos por los ensayos, ¿Qué te transmiten, qué significan para un director?

El ensayo es el taller donde se plasman todas las ideas que se trabajan a lo largo de la semana y el final de cada ensayo es su digestión.

Cuando llego a cada ensayo lo primero que tengo que pensar es qué puedo hacer para que esta obra suene como realmente tiene que sonar, teniendo en cuenta que trabajamos con gente joven, con técnicas muy diversas, donde tienes que hacer un mayor esfuerzo para que todo funcione como una maquinaria bien engrasada, donde no se encuentren fisuras.

Por otro lado, centrándonos en la parte musical, el ensayo es donde se concentra toda una semana en la que se extrae, de cada nota y cada compás su esencia; puede que se trate de la esencia de su compositor, aunque a veces buscamos escapar de “esa versión que todo el mundo conoce”, ir más allá y buscar una versión de concierto; todo esto es lo que yo plasmo en la partitura.

La finalidad es que esas 60 cabezas se conviertan en una sola y que funcionen solo por cambio de timbre, aportando cada uno su granito de arena, pero siendo parte de un todo y así lograr la esencia de cada nota.

¿Cual es tu forma de componer cara Proxecto Orquestal?

Mi manera de componer pasa por varias fases.  La primera de ellas es la composición pura y dura, donde puedes trabajar sobre un tema determinado o jugar con temas conocidos que derivan en música nueva; en este último caso, la reacción del publico es la misma que cuando se representan obras conocidas, en muchas ocasiones desconociendo que, tal vez, tan solo se esté manteniendo un pequeño porcentaje de la obra original.

A continuación, con el arreglo listo y siendo lo más fiel posible al compositor, le añado mi filtro y mi forma de trabajar, conociendo las carencias y valores de los músicos que lo representarán para sacar el mejor resultado.

El último paso es la transcripción, donde se debe ser fiel a la obra del compositor, sin olvidar las posibles carencias de la agrupación que lo vaya a representar. De esta manera logramos no echar de menos ningún instrumento de las partituras originales (aunque no contemos con todos) sin perder notas ni texturas, manteniendo los registros tímbricos y armónicos de manera fluida, a veces no es tarea fácil.

¿Trabajas siembre sobre el guión de las obras originales?

Como comentábamos antes, durante la transcripción siempre se trabaja con el guión, pero durante los arreglos y en las composiciones propias (aunque basadas en temas de otro compositor) no trabajo con ningún material.

Por ejemplo, actualmente estamos trabajando sobre una suite de “El príncipe de Egipto” y quise ser fiel a la sonoridad de la banda sonora sin tener ninguna nota sobre la que trabajar. También existen temas en los que no se me ocurriría carecer de guión como en Nimrod de Elgar, siempre buscando compensar sus instrumentos con los nuestros.

En ocasiones se trata de un trabajo desagradecido, te vuelves egoísta y te sorprendes preguntándote ¿nadie se da cuenta del trabajo que lleva todo esto?, pero imagino que son gajes del oficio.

¿Como empiezas a crear cada obra?

Varía cada año, dependiendo de lo desgastado que me encuentre. En mi caso necesito estar al cien por cien para lograr transmitir qué es lo que hay en una partitura. No podría hacer un arreglo o componer sin estar totalmente inmerso en mi trabajo.

¿Como te definirías como compositor?

Si yo me tuviera que definir de alguna manera me gustaría ser un compositor contrapuntista, aunque me viene grande y tal vez sea tan solo un compositor obsesionado con el contrapunto.

Suelo restar importancia a lo melódico, dedicando mi escuerzo a cada detalle, ya que la melodía es ese lazo con el que se envuelve todo al final.

Tú que estás en la orquesta sabes de buena mano que le dedico más tiempo a lo que ocurre alrededor de un tema, más incluso que al propio tema, ya que a veces, cuando dejas hilado su alrededor dotándolo de carácter y expresividad, el tema se convierte en una tarea mucho más sencilla. Todo esto no signifique que no trabaje el tema, sino que cuando llego a el, ya he labrado el terreno. A mi me funciona trabajar “al revés” de lo habitual.

Como director de tus propias obras y más allá de Proxecto Orquestral, ¿Cual es tu técnica de dirección?

Empecé en la dirección utilizando la técnica de “Segiu Celibidache”, para, poco a poco, ir desarrollándola y descubriendo sus posibilidades para, una vez dominada la técnica, comenzar a trasladarla a cada obra según las necesidades de los músicos que tengo delante.

Dependiendo del dominio de la orquesta puedo darlo todo física y psíquicamente o ser algo más recatado, cada ocasión requiere un esfuerzo.

Hace algunos años, entrevistando a algunos intérpretes, ellos decían que lo que más les había costado era entender como dirigía, y yo pienso, si ya de aquellas no me entendían, ahora estarían totalmente perdidos, ya que cada vez dejo más de lado el compás para buscar la música, unos pocos puntos con los que funcione. Recuerdo a un gran director que decía “Uno empieza a dirigir cuando no marca el compás”, y eso es lo que ahora busco, únicamente lo necesario en cada momento.

Facebook de Proxecto Orquestral

HAZ CLICK AQUÍ Y VISITA CROA23

croa

Deja un comentario